¿Le falta colágeno a mi dieta?

El colágeno es unos de los complementos más utilizados para el cuidado de la salud y de las articulaciones, dadas sus propiedades para fortalecer huesos, cartílagos y tendones, y mejorar la elasticidad de la piel. Con la cantidad que necesitamos diariamente, es esencial que regulemos su ingesta con complementos externos que nuestra dieta actual no nos proporciona.

Te proponemos seis buenas razones para equilibrar la toma de colágeno y retrasar los síntomas por falta de esta proteína en nuestro organismo. Pero hay muchas más.

  1. Nuestro cuerpo lo produce cada vez en menor cantidad. A partir de los 30 años el cuerpo ya no lo fabrica tanto, con lo que debemos de tomarlo en forma de suplementos. Recordad que gracias al colágeno prevenimos tendinitis, lesiones, osteoporosis, etc. Y además constituye un perfecto elixir antiedad, para la piel articulaciones y huesos.
  2. Gracias a él nuestros movimientos se desarrollan de forma correcta contribuyendo a una mejor calidad de vida.
  3. Cómo casi todos nuestros suplementos lo encontrarás combinado con otros minerales y vitaminas, cómo la vitamina C (la cual interviene en la formación de colágeno), el ácido hialurónico,magnesio o calcio.
  4. Los deportistas lo adoran! Si eres de esos que exigen mucho a sus articulaciones y músculos, o estás interesado en tu estética, debes tomar colágeno, ya que forma parte de la firmeza de los tejidos.
  5. Gracias a que nuestros colágenos están hidrolizados son muy fáciles de tomar y asimilar, y los puedes disolver en cualquier líquido.
  6. Los puedes encontrar con muchas presentaciones, y elegir la que más se adapte a tí. Cápsulas, en polvo, con diferentes sabores… O neutro para mezclar con cualquier líquido, aunque lo ideal es con un zumo de naranjas recién esprimido.

 

¡Cuéntalo!

Deja un comentario