Patatas anti-hipertensión

¿Sabías que comer patatas con regularidad (eso sí, asadas o hervidas), ayuda a reducir la tensión arterial. También protegen tus huesos y en su piel encontrarás un poderoso aliado para reforzar el calcio en tu organismo.
Además, elaboradas de esa forma ¡no engordan!

Sabemos que la patata es de los alimentos más consumidos en el mundo, pero desconocemos el valor nutricional que aporta. Contiene gran cantidad de carbohidratos en forma de almidón (lo cual constituye una excelente fuente de energía), aporta vitaminas del grupo B, minerales sobre todo potasio y son una buena fuente de lisina y triptófano (aminoácidos esenciales). Del mismo modo, son ricas en fibra, proporcionando sensación de saciedad y facilitando la digestión.

patatas para la hipertensión

Una investigación reciente por la Universidad de Scranton en Pensilvania (USA) revela que si se toman con regularidad y siempre que no sean fritas ni con salsas ni sal, ayuda a bajar la tensión arterial. De hecho se relaciona su consumo con la obesidad y es inmerecida su fama ya que si se toma asada o cocida aporta tan sólo 110 calorías y docenas de vitaminas saludables.

Propiedades anticancerígenas.

patata anticancerígeno

Su almidón es anticancerígeno (si no lo fríes)
Parte de su almidón ejerce sobre el organismo el mismo efecto protector frente al cáncer de colon que la fibra alimentaria, además de disminuir el colesterol y triglicéridos.
También aporta carotenoides y polifenoles a los que se les atribuye el poder de reducir las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como ciertos tipos de cáncer.
Ahora bien, según investigaciones de universidades europeas, alimentos ricos en almidón fritos a más de 120 grados pierden estas sustancias saludables e incluso se produce acrilamida y glicidamida (sustancias cancerígenas).
Con su piel ganas mucho calcio.

Las que son para asar puedes comerlas con la piel, así ganarás gran cantidad de calcio. Para que te hagas una idea, una patata mediana aporta la mitad de la cantidad recomendada diaria de calcio. Ahora bien, tendrás que tener cuidado de echar la patata con el agua hirviendo, así mantendrá el calcio, no ocurriendo igual si la echas en frío.
Si sufres de riñón ponlas en remojo.
En caso que padezcas una alteración renal deberás de echarlas en remojo al menos 10 horas antes de consumirlas para que pierda el potasio que contiene. De esta forma no tendrás problemas para tomarlas.

Miguel A. Martín
Farmacéutico experto en Nutrición y Dietética

¡Cuéntalo!

1 comentario en “Patatas anti-hipertensión

Deja un comentario